Home / Tu familia / Cómo sobrevivir al cambio de hogar
Como seres humanos estamos acostumbradas al cambio y nos viene mejor de lo que imaginamos. Una nueva casa, una nueva cocina, otra plancha, ¿a quién no le gusta estrenar?
 
Siempre que algo no te guste, lo mejor es cambiar, mirar otros caminos. Cambiarse de casa no es tan complicado como crees, pero también hay que pensarse  bien. Para salirte necesitas un colchoncito de ahorro, aguanta uno o dos meses más en caso de que no lo tengas para que cuando se cambien, puedan con los gastos nuevos.
 
Miren vecindarios cerca de la escuela de los niños o el trabajo de tu esposo. Todos deben ayudar a empacar al igual que desempacar, la carga será menos si toda la familia se compromete a mejorar con el cambio.
 
Apunta en una libreta cuántas cajas llevas y qué número son de cada quien para que no haya pérdidas en la mudanza. Hagan dos equipos donde cada uno se encargue de una parte de las cosas de casa.
 
¡Será pan comido!